DESTACADOS

-

A dos metros de morriña.

-

Así son los tiempos que nos han tocado vivir, lejos pero no distantes. Si algo sabemos las y los gallegos es que por muy lejos que tengamos que estar, siempre estamos cerca. Hubo generaciones a las que les tocó un océano de separación, y a muchas otras una vida.

Ni antes ni ahora las distancias fueron quien de hacer desaparecer el cariño que tenemos los unos por los otros, más bien todo lo contrario. Lo curioso de la distancia y la morriña es que muchas veces todavía nos hacen estar más cerca de aquello que en ese momento está lejos. Esta morriña de cariño, confidencias al oído, caricias cómplices y, por qué no decirlo, alguna que otra colleja, es nuestra manera de mantenernos cerca aunque tengamos que estar lejos.

Muchas gracias por seguir manteniendo la distancia para cuidar a los demás, a las personas que nos cuidan, a las que no pueden cuidarse, a nuestros mayores y a todas y todos. Muchas gracias también por seguir cuidando de pequeños comercios como el nuestro con tus compras, durante esta pandemia y también antes de ella.

Con cariño, todas las personas que trabajamos en Moksín.

Últimos posts

Escaparate OI2020

Escaparate OI2020

Para la mayoría, los escaparates son un espacio de venta, para nosotros siempre han sido algo más, una ventana para comunicarnos con la gente que n...

Leer más